PIENSA, REFLEXIONA, ACTÚA

Blog

Home Office, las 5 cosas que debes y no debes hacer

Home Office, las 5 cosas que debes y no debes hacer

El Home Office, u Oficina en Casa en español, es un concepto tan sencillo como su nombre: trabajar en casa.  A poco más de un año del inicio de la cuarentena en México, algo es claro: el Home Office no se irá a ningún lado. De acuerdo a un artículo publicado por El Financiero, el 79% de las empresas mexicanas mantendrá el Home Office después del COVID-19. Y es que reduce los costos de las empresas de forma significativa. Dado que llegó para quedarse, hoy vamos a ver las 5 cosas que debes y no debes hacer en el Home Office. (Fuente: El Financiero)

En 2019, la revista Entrepreneur reportaba una serie de beneficios tanto para empleados como para empresas. (Fuente: Entrepreneur) Entre ellos:

  • Menos tiempo en el trayecto al trabajo.
  • Impacto ambiental positivo.
  • Menor gasto para el empleado y empleador.
  • Mayor productividad. 

Pero seamos honestos, este último punto me genera mucho ruido. Siendo sinceros, ¿qué tan productivos somos? Habrá quienes sí lo son, pero trabajar en casa presenta un reto que pocos nos habíamos planteado antes… Los distractores son miles. 

Los niños, la pareja, la televisión, los quehaceres del hogar, las mascotas y hasta los vecinos impertinentes. Todos estos factores contribuyen de una u otra manera a nuestra nueva experiencia de oficina. 

Si quieres aumentar tu productividad y evitar distractores, te comparto las 5 cosas que debes y no debes hacer en el Home Office.

“Un espacio de trabajo es clave cuando haces Home Office.”
“Un espacio de trabajo es clave cuando haces Home Office.”

Las 5 recomendaciones del Home Office 

  1. Respeta tus horarios. Tienes un horario de trabajo, respétalo. Evita entrar “más tarde” o “salir temprano.” Pero también tómate esa hora de comida que sabes que te mereces.
  1. Tómate breaks. Se vale tomarte un respiro para descansar, evita que dure más de 15 minutos. Sin disciplina, hay quienes se extienden a 30 minutos o 1 hora, ten cuidado y pon una alarma.
  1. Crea un espacio de trabajo. Un pequeño rincón en tu comedor, cocina o escritorio. Es importante tener lugares designados para poder trabajar. Si lo haces en un espacio de ocio, lo más probable es que te distraigas. 
  1. Muéstrate presente. Te comprometiste a estar presente en un horario, si mandan un correo dentro del horario de trabajo, respóndelo. 
  1. Avanza a tu ritmo. No intentes imitar el ritmo de otros, sigue tu propio método

5 cosas que debes evitar en Home Office 

  1. No hagas varias cosas a la vez. Desde hacer dos tareas laborales, hasta andar en junta  y jugando con la mascota. Sí se nota, además, afecta tu productividad.
  1. No caigas en malas costumbres. En el Home Office es muy fácil entrar un poco más tarde o temprano, evítalo. También, no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy.
  1. No te comprometas a lo que no puedes cumplir. Levanta la mano si las cosas son demasiado complicadas o pesadas para ti. Todo en esta vida es negociable.
  1. No te distraigas. De nuevo, hay quienes mientras trabajan también maratonean series. Eso es un NO rotundo, porque puedes cometer errores que pongan en jaque a toda la operación de tu empresa. 
  1. No trabajes de más. Por último, es fácil volverse adicta o adicto al trabajo. Pide que respeten los horarios y evita quemarte. Rindes más cuando trabajas lo necesario y puedes descansar. 

Trabajo no es necesariamente productividad, ten eso en mente, cuando decidas pasar más tiempo frente a la computadora. Verás, algo que me gusta compartir en mis conferencias es que, todos los seres humanos nos componemos de mente, cuerpo y espíritu, cuando no atendemos debidamente uno de estos aspectos, entonces nos dañamos. 

“Aprende a disfrutar del Home Office.”
“Aprende a disfrutar del Home Office.”

Disfruta del Home Office

Llegó para quedarse, el Home Office no es el futuro: es la realidad. Disfruta de tu experiencia y entiende que las cosas están cambiando. Eres parte de una revolución laboral internacional que comenzará a crear mejores futuros y beneficios para la sociedad.

Si el Home Office no te convence, te entiendo. Yo jamás creí permitirle a mis empleados trabajar desde casa, pero he tenido la oportunidad de comenzar a vivir los beneficios del Home Office. Lo que hice fue Cambiar de Chip, y si necesitas ayuda para entender esta nueva realidad en la que vivimos, con gusto estoy aquí para ayudarte con mi curso Cámbiate el Chip.