PIENSA, REFLEXIONA, ACTÚA

Blog

Negocia para ganar

Si tu misión es tener éxito como emprendedor una de las cosas que debes dominar es la capacidad de negociar. Seguro has conocido personas con muy buenas ideas y con mucho talento, pero con muy poca capacidad para hablar de sus ideas y negociar con posibles socios o compradores. Incluso tal vez tu seas esa persona, que ha intentado emprender y por no lograr negociar con éxito fracasan tus negocios.

Comúnmente se cree que negociar se trata de conseguir un buen trato o un precio más barato, y que implica presionar o ceder, la realidad es distinta, la palabra “negociar” viene del latín negotiatis, el pasado del verbo negotiari, mismo que significa dirigir o seguir con un negocio. Esto quiere decir que negociar se refiere a continuar haciendo negocios, mas que un mejor precio debes buscar un buen trato, donde ambas partes ganen y quieran seguir haciendo negocios.


Puedes negociar en cualquier momento, inclusive al salir de la cama negociamos con nuestro cuerpo el pararse. Negociamos con nuestra pareja y los hijos, somos expertos en negociar con las personas que nos sentimos cómodos pero perdemos todo el sentido cuando se trata de negociar un mejor salario, una capacitación, un producto con un cliente. Tengo la teoría de que nuestros padres eran excelentes negociantes porque cuando acudían al mercado regateaban el precio de un pantalón o de la fruta, ahora los precios son fijos en las actividades esenciales y la posibilidad de negociar con personas ajenas es difícil pero no imposible.

Antes de negociar toma en cuenta estos consejos:

1.Ve preparado. Investiga la información que debas saber, prepárate, deja pocas cosas a la improvisación, haz el ejercicio de plantear y ensayar diversos escenarios. Evita que te gane el nervio del momento, dibuja estrategias para esos escenarios que has imaginado. Demuestra que sabes de lo que hablas y que has analizado los pros y los contras.

Antes de la negociación, dedica un tiempo a investigar, prepárate a detalle.
Fuente: Pixabay. Antes de la negociación, dedica un tiempo a investigar, prepárate a detalle.

2. Escucha más y habla menos. Escucha más, para que puedas determinar aquellos dolores de la persona con la que vas a negociar y puedas satisfacer esta necesidad, recuerda que la negociación todo el tiempo debe ser un ganar – ganar.

3. Expresa con claridad. Trabaja en definir y comunicar con claridad tus necesidades, valores, deseos y acciones, expresa también tus inconformidades sin intentar controlar la situación, más bien ofreciendo soluciones o alternativas creativas.

Durante la negociación, expresa con claridad tus ideas, tu postura y tus inconformidades.
Fuente: Pixabay. Durante la negociación, expresa con claridad tus ideas, tu postura y tus inconformidades.

4. Debes ser flexible. A la hora de la negociación puede que tengas que ceder en algunos puntos, analiza si lo que te piden está dentro de tus posibilidades y si lo vale para conseguir la meta final. Renunciar a algo no es tan necesario si representa más beneficios para ti a futuro.

5. Escribe las conclusiones. Procura ir documentando las conclusiones de la negociación, esto te facilitará saber si se ha omitido algún detalle importante o si el proceso ha sido del todo satisfactorio. Escribe un texto detallado y tómate el tiempo para analizarlo. En las negociaciones siempre se puede escapar u omitir detalles. Hagan una última revisión para que todos los involucrados tengan claro el resultado, y lo que se espera de cada uno, deja claro lo beneficios que obtiene cada uno.

Toma nota de todos los acuerdos a los que se lleguen durante la negociación, dejando claras las expectativas y benéficos de cada uno.
Fuente: Pixabay. Toma nota de todos los acuerdos a los que se lleguen durante la negociación, dejando claras las expectativas y benéficos de cada uno.

Es importante que definas cuál es el objetivo de la negociación y porque te interesa continuar haciendo negocios con tu interlocutor. No se trata de embaucarlo con términos confusos, deja claro que ambos pueden salir beneficiados, sobre todo si estás iniciando tu camino como emprendedor.

Aprender a negociar te hará un mejor empresario. Y si aún no tiene un negocio, es buen momento para empezar a emprender.