PIENSA, REFLEXIONA, ACTÚA

Blog

Deudas: 2 métodos para eliminarlas

Deudas: 2 métodos seguros para eliminarlas

Desde deberle al señor de la tiendita o la señora de las quesadillas, hasta tener un crédito hipotecario o una tarjeta de crédito, las deudas son algo que en México están creciendo de manera importante, y muchas veces se nos pueden salir de control.

De acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en su más reciente emisión, 46.5% de los hogares en el país tienen gastos totales superiores a sus ingresos. Es decir, gastan más de lo que ganan. (Fuente: ENIGH).

Lo anterior solo puede suceder de dos maneras: 

  1. Que en el hogar tengan ahorros y de esa manera puedan utilizar más dinero del que perciben.
  2. Que tengan acceso a algún tipo de crédito, es decir, deudas.
"Solo hay dos medios de pagar las deudas: por el trabajo y por el ahorro".
Imagen de Olichel en Pixabay.
“Solo hay dos medios de pagar las deudas: por el trabajo y por el ahorro”.

Los mexicanos, los créditos y las deudas

Según el Banco Mundial, la intención de acercar los créditos a un mayor número de personas a escala global, es el desarrollo de los países, pues los habitantes adquirirían créditos para hacerse de un patrimonio o para invertir en infraestructura. (Fuente: Banco Mundial).

Claro, en un mundo ideal. Pues en México, la situación es muy diferente, ya que la banca comercial y el crédito otorgado por tiendas departamentales determinan el mayor endeudamiento de los hogares nacionales, de acuerdo con el Consejo Nacional de Inclusión Financiera (CONAIF). (Fuente: CNBV).

En el último informe del CONAIF, las tarjetas de crédito son el producto más otorgado por la banca comercial, con 26 millones de contratos registrados; le siguen los créditos personales y de nómina, con 10.5 y 5.2 millones de contratos respectivamente; los créditos hipotecarios reportaron 1.6 millones; y los créditos automotrices 0.6 millones de contratos.

Estos datos son similares a los de la ENIGH, por lo que el mundo ideal al que aspira el Banco Mundial representa tan solo el 9.6% de los créditos en México (bienes de consumo duradero, créditos hipotecarios y automotrices).

Mientras que el 90.4% restante utiliza los créditos para el financiamiento del gasto corriente de los hogares, y nada de esto contribuye al desarrollo del país, sino a las necesidades diarias de las personas. (Fuente: SCIELO).

"Es mejor acostarse sin cenar que levantarse con deudas".
Imagen de alandelacruz4 en Pixabay.
“Es mejor acostarse sin cenar que levantarse con deudas”.

2 métodos para eliminar las deudas

Es una realidad que la pandemia nos conectó literalmente más al mundo digital, por lo que puedes encontrar miles de métodos, fórmulas, expertos que te aseguran librarte de las deudas en poco tiempo y hasta créditos para acabar con tus créditos pasados.

Pero el día de hoy te voy a compartir dos métodos para acabar con las deudas que están comprobados y que puedes adaptar a tus necesidades, no importa la cantidad de dinero que debas.

Antes de comenzar con los métodos, déjame decirte que las deudas son un vicio, al igual que el tabaquismo, el alcoholismo o la adicción a cualquier otra droga; por lo que el primer paso que deberás dar es: aceptar que tienes deudas. (Fuente: Psicopedia).

Ahora sí podemos dar el siguiente paso, que es adaptar una metodología, un proceso, una estructura, o como quieras llamarle; por lo que aquí están 2 métodos para eliminar tus deudas:

"Las grandes deudas son u privilegio de la riqueza".
Imagen de Stevepb en Pixabay.
“Las grandes deudas son u privilegio de la riqueza”.

“Bola de nieve”

Creado por la personalidad en finanzas personales, Dave Ramsey, el método de la “bola de nieve” consiste en eliminar las deudas de menos a más, es decir, primero pagar tu deuda más pequeña y al final la más grande.

Por poner un ejemplo, tú tienes 3 deudas a las que tienes que abonar mensualmente: tienda departamental, automóvil y tarjeta de crédito, desglosadas de la siguiente manera:

  1. Tienda departamental: 5 mil pesos (pago mínimo mensual: 100 pesos).
  2. Tarjeta de crédito: 20 mil pesos (pago mínimo: 200 pesos).
  3. Automóvil: 200 mil pesos (pago mínimo: 5 mil pesos).

El primer paso del método de la “bola de nieve” consiste en: a la deuda más pequeña le añades más del mínimo a pagar, mientras pagas el mínimo de las demás, para que te deshagas del pago más pequeño lo antes posible.

El segundo paso sería utilizar el mismo dinero que destinabas a deshacerte de la deuda más pequeña, para pagar la deuda que quedó en primer lugar, así terminarás de pagarla más rápido y verás lo efectivo de este método.

No importa cuántas deudas tengas, puedes adaptar este método hasta acabar con la última deuda. (Fuente: TheSimpleDollar).

"Para el hombre honrado las deudas son una amarga esclavitud".
Imagen de Benoithamann en Pixabay.
“Para el hombre honrado las deudas son una amarga esclavitud”.

“Avalancha”

El método de la “avalancha” se enfoca en los intereses, no importa el monto de la deuda, y va de más a menos, contrario al método de la “bola de nieve”; que si tomamos el mismo ejemplo, y le añadimos un interés, quedaría de la siguiente manera:

  1. Tarjeta de crédito: 20 mil pesos (20% de interés).
  2. Automóvil: 200 mil pesos (15% de interés).
  3. Tienda departamental: 5 mil pesos (7% de interés).

La intención de este método es ganarle a los intereses. Añades más dinero a la deuda con más interés, mientras pagas el mínimo de las otras deudas, así puedes acabar antes con una deuda y ahorrar dinero.

Después repites el proceso, en este caso, con el automóvil, que sería la deuda más cara en cuanto a monto, pero la segunda en cuanto al interés. (Fuente: Investopedia).

"El que muere paga todas sus deudas".
Imagen de Jacky73490 en Pixabay.
“El que muere paga todas sus deudas”.

Elige tu método y elimina las deudas

Cualquiera de los métodos requiere compromiso y disciplina para acabar con tus deudas, pero funcionan. Elige el que más se adecue a tus necesidades y elimina tus deudas.

Así podrás utilizar ese dinero con tu familia, para invertirlo o disfrutarlo como tú quieras, en lugar de endeudarte inconscientemente para tratar de sanar alguna de las heridas infantiles que tenemos los seres humanos, mismas que (constantemente) intentamos menguar con el placer inmediato.

La mayoría de las veces gastamos dinero que no tenemos, en cosas que no importan para impresionar a personas que no conocemos… y todo, gracias al sistema de pensamientos y creencias que nos fue inculcado.

Si quieres conocer más métodos para transformar tu vida, te recomiendo mi seminario Cámbiate El Chip, en el que conocerás los procesos necesarios para ser la persona que quieres ser.

Si quieres conocer más métodos para transformar tu vida, incluyendo las acciones que ejecutamos desde el inconsciente, te recomiendo mi seminario Cámbiate El Chip, en el que conocerás los procesos necesarios para ser la persona que quieres ser.