PIENSA, REFLEXIONA, ACTÚA

Blog

¿Cómo recuperar un cliente?

Mantener a los clientes es uno de los factores esenciales para el éxito de cualquier empresa, negocio o vendedor. Muchas veces brindar un servicio o producto de la mejor calidad no basta para que tu cliente decida dejarte y comprarle a la competencia.
De acuerdo con el Harvard Business Review puede costar entre 5 y 25 veces más adquirir un nuevo cliente que retener a un cliente actual. Ahí radica la importancia de no perder clientes, o, en el peor de los escenarios, aprender cómo recuperar clientes perdidos.

Puede ser más costoso adquirir un cliente nuevo que retenerlo, por eso la necesidad de no perder clientes.
Fuente: Pixabay. Puede ser más costoso adquirir un cliente nuevo que retenerlo, por eso la necesidad de no perder clientes.

Si ya has perdido un cliente presta atención a aquellas estrategias que te ayudarán a recuperarlo:

1.Identifica. Haz labor de investigar qué tipo de cliente dejó tu empresa, así podrás cuáles productos o servicios te compraba, trata de identificar cómo es que se hacía la entrega de este producto. Es decir, cuáles eran los pasos por los que debía pasar para comprarte.

2. Competencia. Verifica si tu competencia brinda un producto o servicio similar, sobre todo trata de reconocer si hay algo que ellos estén haciendo diferente o mejor que tú, para que tus clientes los prefieran.

3. Analiza los posibles errores. Ya que sabes que hizo que tu cliente se fuera, ahora identifica las acciones que puedes efectuar para mejorar el producto, servicio o el atención. Muchas veces un pequeño cambio en los canales de venta, en la comunicación o las formas de pago pueden hacer que recuperes clientes o que decidan nunca irse.

4. Busca ofrecer mejores beneficios. Y esto debe ser una regla constante, está pendiente de las necesidades del cliente, así como de las opiniones de mejora en atención.. Toma muy en serio este consejo antes de perderlo, haz de la escucha al cliente parte de la filosofía de trabajo.

Tómate en serio la escucha de las necesidades de tus clientes, para no perderlos, o poder recuperarlos.
Fuente: Pixabay. Tómate en serio la escucha de las necesidades de tus clientes, para no perderlos, o poder recuperarlos.

5. No hagas acciones impulsivas. Tampoco te aventures a llamarle por teléfono para ofrecerle promociones, a menos que sepas que es un producto que le pueda interesar, es decir, que le estés ofreciendo un beneficio real y que sea parte de una estrategia. No vendas por vender.

6. Planea una estrategia. Piensa en cómo volver a enamorarlo en caso de que ya no sea tu cliente o tenga mucho tiempo sin que te compre, es decir, piensa en un método para rehacer una relación, tal como lo harías para reconectar con un amigo.

7. Hazlo sentir especial. Crea ofertas personalizadas, ofrécele una promoción o regalo solo por haber sido cliente. Si te es posible, premia su lealtad antes de perderlo. Muchas marcas y compañías brindan regalos a sus clientes que más les compran. Planea algo así.

Recupera a tu cliente, ofrece ofertas y regalos personalizados a tus clientes, hazlo sentir especial.
Fuente: Pixabay. Recupera a tu cliente, ofrece ofertas y regalos personalizados a tus clientes, hazlo sentir especial.

8. Cumple tus promesas. No te comprometas ni ofrezcas algo que sabes que no puedes cumplir, ofrece sólo aquello con lo que sí cuentas, si hay algo que se escape de tus manos, es mejor hablarlo con honestidad y solo ofrecer aquello que sí puedes dar.


Este, como otros problemas es mejor prevenirlos, anteponerse a la situación y trabajar en una estrategia para fidelizar a tus clientes, aprende del error previo, y con esta experiencia evita repetirlo.

La mejor manera de no perder clientes es conociendo exactamente sus expectativas, eso es parte de un eficiente proceso de ventas, por suerte dicho proceso se puede aprender.