PIENSA, REFLEXIONA, ACTÚA

Blog

Fracasó mi emprendimiento, ¿ahora qué hago?

Una persona que emprende tiene muchas cualidades: cuenta con una visión, el valor de seguirla, tiene ideas creativas y disruptivas, en resumen, es una persona que mira oportunidades de negocios donde otros no las ven.

Sin embargo, esto no garantiza el éxito en el emprendimiento, también influyen muchos factores para que el emprendimiento fracase: como puede ser la falta de experiencia, la visión limitada, las pocas ventas o incluso un error de cálculos en los recursos, no bastan las ganas del emprendedor y su determinación.

Fracasar no es tan terrible

Primero que nada, me gustaría desmitificar el fracaso como lo peor que te podría pasar, esta idea está alejada de la realidad, de niños no tememos a fracasar, tenemos el hábito de caer, levantarnos y volverlo a intentar. Sin embargo, con el tiempo vamos adoptando la idea de que el fracaso es terrible y debemos evitarlo, porque muchas veces nos privamos de una experiencia o aprendizaje por miedo a fracasar.


Para Thomas Alva Edison, que representa un gran ejemplo de innovación y es considerado el creador de la bombilla eléctrica, el fracaso no era motivo de vergüenza, no tenía pena en comentar la cantidad de veces que falló al inventar la bombilla. Una vez un periodista le cuestionó sobre cómo se sentía haber fracasado 1,000 veces antes de inventar la bombilla. Y él le contestó que “no fueron 1,000 fracasos, sino un invento que requirió de 1,000 pasos”.

No temas ni te avergüences de fracasar, estos tropiezos son sólo pasos que debes dar para lograr el éxito al emprender.
Fuente: Pixabay. No temas ni te avergüences de fracasar, estos tropiezos son sólo pasos que debes dar para lograr el éxito al emprender.

Supera tu fracaso como emprendedor

Si te decidiste a emprender y sientes que este ha fallado, primero que nada, felicidades, seguro has aprendido mucho solo por tomar el riesgo, ahora solo te queda asumir e fracsao y seguir adelante.
Hoy te tengo unos tips para lograr supera el fracaso como emprendedor:

1.Mantén actitud positiva. Sé que a veces parece que el fracaso puede llegar a agobiarte emocionalmente. Después de todo el tiempo y esfuerzo dedicado a tu proyecto, verlo fracasar no es fácil, sin embargo, trata de no dedicar mucha energía a esa emoción, no permitas que la adversidad te desaliente; ocupa dicha energía y enfócate en el futuro. No quites la vista de tu meta final.

2.Pausa para analizar. Cuando un negocio sale mal, es importante dar un par de pasos atrás y tomar un tiempo para determinar qué fue lo que sucedió. Trata de responder preguntas como: ¿Tu producto no funcionó adecuadamente? ¿Las estrategias no fueron las adecuadas? ¿Tu propuesta de producto no satisfacía las necesidades de tus clientes? ¿Qué necesidad deseas satisfacer? ¿Qué diferenciador tiene tu producto o servicio?

Toma una pausa para analizar y conocer las causas reales del fracaso de tu emprendimiento.
Fuente: Pixabay. Toma una pausa para analizar y conocer las causas reales del fracaso de tu emprendimiento.

Reúnete con las personas que estuvieron involucradas y traten de hacer un análisis objetivo del problema, recuerda, no estás buscando culpables, solo recaben datos. Recuerda aquel consejo de Jeff Bezos, hay que decidir con base en los datos y no en las opiniones.

3. Mira el lado bueno. Haz una lista de todo aquello bueno que te dejó tu fracaso, seguro hay muchos aprendizajes, conociste muchas personas, venciste muchos miedos. Así que no todo es malo, hay muchas cosas buenas por las que vale la pena seguir adelante.

4 Planea tu siguiente movimiento. Una vez que hayas terminado de observar dónde salieron mal las cosas, comienza a planear qué harás la próxima vez. Dedica tiempo a plantear aquellas estrategias que usarás esta vez, a decidir si te asociaras con las mismas personas o invitas a personas con distintas cualidades. Ahora que ya conoces que tipo de emprendedor eres y, con base en tu aprendizaje, ¿qué harás diferente esta vez?

5. Deja atrás el miedo. Sí, tienes derecho a sentirte triste porque las cosas no salieron como las esperabas. Lo que no debes permitir que te suceda es dejar que el miedo por fracasos futuros te impida tomar riesgos de hacer cosas nuevas. Acepta el temor y la posibilidad de fracaso, toma el aprendizaje y sigue adelante con la próxima idea.

Deja el miedo atrás, toma tus aprendizajes y sigue adelante en tu camino emprendedor.
Fuente: Pixabay. Deja el miedo atrás, toma tus aprendizajes y sigue adelante en tu camino emprendedor.

6. Pide ayuda. Acércate con personas que han estado en la misma situación que tú, mira cómo ellos lograron salir vencedores. No tengas pena de buscar el consejo de un profesional con más experiencia y enriquecerte con sus historias de fracaso y analiza los aciertos y cómo podrías utilizarlos a tu favor. Ten la certeza que, si no alcanzas el éxito, tendrás la valentía para hacerlo de nuevo y enfrentar el próximo desafío.

No dejes de la posibilidad de que tu negocio fracasó por falta de ventas. Las ventas son una habilidad que todo emprendedor debe desarrollar.