PIENSA, REFLEXIONA, ACTÚA

 

Blog

Helios Herrera - rotación de personal

¿Rotación de personal? 12 c’s para mejorar el clima laboral

La rotación de personal es uno de los mayores retos que enfrentan las organizaciones. Y es un verdadero problema, pues no sólo afecta la productividad y los ingresos del negocio, sino que también influye en el rendimiento de los colaboradores y, por ende, en la cultura de la compañía.


De acuerdo con la revista Forbes, México posee el índice de rotación de personal más alto de América Latina con un 16.75%. Por su parte, American Center for Progress reveló en un estudio reciente que reemplazar un solo empleado puede generar costos por hasta 3 veces su salario base.


Una de los detonantes más comunes de este problema es el mal clima laboral. ¿Esto qué significa? Que probablemente hay conflictos entre los integrantes de un área, una unidad de negocio o de toda la organización. Estos problemas pueden provocar que las personas no se sientan cómodas yendo a trabajar, y más bien empiecen a pensar en cambiar de compañía o abandonar su puesto a la primera oportunidad.

Uno de los detonantes de la rotación de personal es el mal clima laboral.


Un equipo nace cuando hay un objetivo en común y cada uno de los integrantes del equipo aporta lo mejor de sí para lograr la meta establecida. Aunque es bien sabido que puede haber personas y situaciones que intoxiquen el ambiente.
Por esta razón, en este post está pensado para ayudarte a trabajar con aquellos colaboradores o líderes que pueden estar generando conflictos en tu empresa e incentivando, indirectamente, la rotación de personal.

Personas tóxicas, las responsables de la rotación de personal

Ojo, es prácticamente imposible no toparnos con personas que pueden ser consideradas tóxicas. Incluso, puede que nosotros mismos en algún momento, y dependiendo el contexto, hayamos adoptado ese rol.


Sin embargo, es importante reconocer quién o quienes pueden estar generando conflictos para poder tomar decisiones antes de que el problema crezca y el equipo empiece a acumular tensión y estrés por tener que convivir con ellas.
Aquí te van algunas señales que te ayudarán en la búsqueda:


• Las personas tóxicas siempre tienen un “no” en la boca. Para ellos todo está mal y puede que se quejen de manera constante.
• Con frecuencia señalan los errores del resto del equipo, pero casi nunca aceptarán que se equivocaron.
• Creen que tienen la razón, no importa de qué tema se trate. Es una característica que se enganchen en debates o peleas.
• Hacen bien su trabajo y nada más. Son cero proactivos.
• Viven ansiosos por lo que los demás puedan pensar de ellos. Les da miedo quedarse solos y necesidad que, constantemente, se les reconozcan sus logros.
Es primordial aprender a trabajar con estas personas y, sobre todo, apoyarlas para que puedan desarrollar su trabajo como deben sin afectar al resto de la organización.

trabajar-con-mis-empleados
Es importante trabajar con las personas causantes del mal clima laboral, antes de que se vean afectadas las metas de equipo.

Las 12 c’s para mejorar el clima laboral

Una vez que has aprendido a identificar el foco del conflicto, incorpora las siguientes 12 c’s a tu organización:

1. Conoce. Este paso es el que acabamos de describir en el punto anterior y, como viste, consiste en identificar a los líderes o colaboradores que pueden estar generando conflictos.

2. Confronta. Verifica, con base en parámetros objetivos, si el problema que se está detonando es en verdad un problema o si sólo se trata de corregir algún detalle sin importancia.

3. Contrólate. Como tomador de decisiones, debes ser asertivo al resolver conflictos, además de utilizar inteligentemente tus emociones para evitar reacciones espontáneas que puedan agravar el problema. En pocas palabras, escucha, analiza y piensa antes de actuar.

4. Capacita. Invertir en tu capital humano siempre es una buena idea. Pero hablo e invertir en un sentido real. Ayúdalos a desarrollar sus habilidades humanas y técnicas, verás que muchos de los conflictos de clima laboral se resuelven con capacitación constante.

incrementar-la-productividad
Muchos de los conflictos de clima laboral se resuelven con capacitación constante.

5. Concéntrate. A veces los problemas del día a día pueden distraerte a ti y a tu equipo de los objetivos importantes. Por eso, es importante que ayudes a que todos se mantengan enfocados en la meta. Si detectas que alguna situación se está volviendo un obstáculo, no la dejes pasar y más bien trabaja para solucionarla.

6. Complementa. Como líder de un equipo debes tener claras las responsabilidades de cada uno de los integrantes de tu organización, así como las capacidades que poseen. Fomenta el trabajo en equipo y la comunicación entre todos. Esto ayudará a reducir los conflictos y a fomentar el espíritu de comunidad.

7. Comunica. Promueve el diálogo directo, concreto y constante entre tu equipo. Es importante que todos hablen y se escuchen entre sí. No hay nada mejor que la comunicación para evitar malos entendidos y conflictos que puedan afectar tu clima laboral.

8. Coordina. Define muy bien qué va a hacer cada quien y ponlo por escrito. Esto evitará que se dupliquen las actividades y, sobre todo, que haya tareas que se dejen de hacer por falta de claridad.

9. Confía. Cada miembro del equipo está ahí por algo. Todos tienen algo valioso que aportar y deben sentir que es así. En la medida en que los integrantes de tu organización sientan que alguien confía en ellos y en su trabajo, el estrés y la ansiedad van a disminuir y todo empezará a fluir mejor.

10. Comprende. Las empresas están compuestas por personas. Y las personas enfrentamos situaciones emocionales que pueden interferir en nuestro trabajo. Sé paciente y empático. Parece simple, pero eso puede resolver problemas tan graves como la rotación de personal.

11. Convivan. No hay nada peor que una organización que no interactúa y en la que cada quien está solo, haciendo su trabajo. Somos seres sociales y necesitamos interactuar. Prueba de vez en cuando con dinámicas de integración y/o actividades que los inviten a interactuar.

12. Comprométanse. Con la empresa, con los demás miembros del equipo y, por su puesto, con la excelencia. Que sus resultados como empresa hablen por ustedes.
Si tus problemas son más graves, recuerda que siempre puedes recurrir a un consultor o especialista en desarrollo humano que pueda ayudarte a trabajar con las personas para que, como empresa o negocio, puedas llegar al siguiente nivel.
Finalmente, no olvides invertir en capacitación y desarrollo para tus colaboradores. Al final, ellos son uno de tus activos más valiosos.

¿Quieres aprender más sobre productividad y desarrollo humano?